Sunday, December 11, 2005

Cosas Hermosas



Saboreé el aire tan cerca de sus labios
y le enseñó a mi alma a soñar cosas hermosas.
Tan cercano su aliento, tan lejana su boca.

Mi vida se esfumó en su mirada,
como el humo suspendido de un bostezo.
Tan grande la distancia de sus palabras a mi oído,
tan lógica explicación, tan carente de sentido.

Saboreé el aire tan cerca de sus labios,
porque mi alma osó crear algo hermoso.
Tan alto vuela un sueño, tan agónica caída.
Tan vacío despertar por el resto de mi vida.

Tanto enseña la ilusión, tanto más la decepción.
Tan cercano su aliento, tan lejana su boca,
tan fugaz capacidad de soñar cosas hermosas.

No comments: